Deportes

La Superliga europea “saldrá adelante” pese a la lluvia de críticas

  Los principales clubes europeos tendrán su nueva y lucrativa competición al margen de la UEFA, ligas y federaciones, que prometen presentar batalla.

Por Alejandro Mancilla

26/04/2021 11:12

La Superliga europea, un proyecto del que lleva años hablándose, se hizo recientemente una realidad. Agrupando a la élite más selecta del fútbol del viejo continente en una competición que reemplazaría a la Champions League, las críticas no podrían haber sido más duras desde su comienzo.

Y aunque pocas horas después de su anuncio varios de los 12 principales clubes de Europa (Real Madrid, FC Barcelona, Manchester City, Liverpool FC, Juventus o Inter de Milán, entre otros) daban marcha atrás, Florentino Pérez, presidente del club de la capital Española asegura que los planes “siguen en marcha” y que un proyecto similar terminará por ver la luz.

Porque a pesar de que es una opción que lleva años en las quinielas, ni las casas de apuestas con bono de bienvenida más ambiciosas habrían sido capaces de vaticinar el órdago de estos clubes ante la UEFA, las federaciones de fútbol nacionales, las ligas locales y la mismísima FIFA.

Un plan lucrativo que ha puesto al mundo del fútbol en pie de guerra

La nueva Superliga supondría un aumento de ingresos muy notable para los equipos participantes, que gestionarían de manera directa los derechos de la competición. Al eliminar intermediarios y teniendo esta una mayor duración a lo largo del año, el reporte de ganancias ascendería hasta los 7,000 millones de euros, a repartir entre los participantes.

Ante los planes de la creación de esta nueva Superliga, que pondría en jaque a las ligas locales y la Champions League, la UEFA, FIFA y federaciones apuntan importantes movimientos contra los clubes que decidan seguir adelante con estos planes, ahora puestos “en pausa”.

Entre las opciones que se barajan se incluye la suspensión de la participación de los equipos en la Champions League del año próximo y la prohibición de los jugadores de estos conjuntos para participar en campeonatos como el Mundial de fútbol o la Eurocopa.

Sin embargo, y aunque muchos de los clubes inicialmente participantes ahora se posiciona en contra de esta “liga para ricos”, las fuentes de información españolas y el propio presidente del Real Madrid aseguran que es “necesaria” y que realmente ninguno de los equipos se ha retirado del acuerdo de manera definitiva.

Pérez y el resto de presidentes integrantes de los equipos fundadores de la Superliga europea aseguraron que se trata de un proyecto que ayudará a regenerar al fútbol y, sobre todo, según apuntan los expertos, a unos grandes clubes que han visto sus ingresos mermados por la pandemia del coronavirus.