Secciones
Empleado de hotel llama a la policía porque una familia negra usaba la piscina
Mundo

Empleado de hotel llama a la policía porque una familia negra usaba la piscina

Un empleado de hotel racista llamó a la policía por un invitado, una mujer negra y sus hijos, que estaban usando la piscina del hotel durante el fin de semana

por LaVerdad

Empleado de hotel llama a la policía porque una familia negra usaba la piscina

Empleado de hotel llama a la policía porque una familia negra usaba la piscina

Missy Williams-Wright, su hijo, de 11 años, y su hija, de 7, se estaban hospedando en el hotel Hampton Inn en Williamston de Carolina del Norte, cuando un empleado del hotel llamó a la policía para informar sobre un allanamiento, un evidente acto de racismo, de acuerdo con la agraviada debido a que son una familia negra.

La cadena hotelera Hilton tiene cero tolerancia para el racismo o la discriminación de cualquier tipo, dijo un portavoz de la compañía donde aseguró que tienen un extenso programa de capacitación sobre Diversidad e Inclusión, además que la capacitación sobre diversidad y sesgo inconsciente sea obligatoria para los Miembros del Equipo en todas las propiedades y oficinas corporativas a nivel mundial.

Asi mismo se informó que el empleado de Hampton Inn en cuestión ya no está en el hotel, pero no se ha confirmado que fuera despedido o renunciara.

"Hasta hoy, nuestro proceso normal ha sido involucrar a las fuerzas del orden público cuando no pudimos confirmar si una persona es huésped del hotel", dijo en un comunicado Vimal Kolappa, CEO, Washington Hospitality, LLC y propietario, Hampton Inn by Hilton Williamston.

Tras la muerte de George Floyd, un hombre negro desarmado en mayo, los actos racistas han incrementado.
El incidente entre Williams-Wright, el Hampton Inn y la policía de Williamston es uno de los últimos ejemplos de llamar a la policía contra los negros.

"Ahora entendemos que este proceso puede haber escalado innecesariamente esta situación. Realmente lamentamos el impacto que esta experiencia tuvo en nuestra invitada y su familia. Estamos haciendo todo lo posible para contactar a la invitada directamente, para que podamos continuar escuchando su experiencia, ofrecer nuestras disculpas y corregir esta situación".

Kolappa dijo que el hotel revisará sus prácticas y sólo llamará a la policía en caso de actividad ilegal o una amenaza para los empleados o invitados.

"Nos aseguraremos de que nuestros empleados estén capacitados para poder identificar y reducir claramente estas situaciones", dijo un comunicado.

El personal de Hampton Inn le dijo a dos oficiales que respondieron que durante las inspecciones por hora del hotel habían visto a dos niños desatendidos nadando en la piscina, y que Williams-Wright fue vista en su automóvil en el estacionamiento del hotel, según el comunicado de la policía.

Williams-Wright dijo que estaba cargando su teléfono y hablando con su madre, pero que había visto a sus hijos en la piscina.

Pero en el comunicado de la Policía se lee que el personal del hotel le dijo a la policía que le pidieron a Williams-Wright que abandonara las instalaciones mientras llamaban a las autoridades y cuando los oficiales llegaron y se acercaron a Williams-Wright, le preguntaron si era una huésped del hotel y si podía proporcionar su nombre y número de habitación. 

Según el informe policial, ella se negó y, en cambio, les mostró una tarjeta de acceso que daba acceso al hotel y a su habitación, por lo que los oficiales continuaron insistiendo en ver alguna forma de identificación, pero Williams-Wright se negó.

"Con todo lo que está sucediendo en este momento, (el video live de Facebook) fue para mi protección", dijo.

Justo al comienzo de un video de casi 10 minutos de duración, se puede escuchar a los oficiales de policía y al empleado del hotel, que no ha sido identificado, pidiéndole a Williams-Wright una "prueba" de que tenía una habitación en el Hampton Inn.

"Bien, esta es mi prueba", dijo mostrando la llave de su habitación. "¿Por qué tengo que decirte en qué habitación estoy? ¿Qué hice mal?", dijo Williams-Wright, cuestionando porque no había pedido previamente a nadie más en la piscina pruebas de que fueran huéspedes.

"Entonces, como soy la única persona negra aquí en este grupo, ellos (quieren) interrogarme", dice Williams-Wright. "Pero había dos personas caucásicas sentadas allí y ella no les dijo nada".

Tras el insidente racista los oficiales pudieron comparar el registro del automóvil con Williams-Wright y verificar que era una invitada en el hotel y no se tomaron medidas adicionales.

El Departamento de Policía de Williamston dijo en un comunicado, "ha habido una protesta pública por esta llamada de servicio y cómo se manejó", por su parte el departamento dijo que "toman el proceso de quejas muy en serio" y está llevando a cabo una investigación interna sobre su respuesta a la llamada.

Williams-Wright dijo que habló con el gerente general del Hampton Inn, pero dijo que estaba decepcionada y que sentía que sus preocupaciones con respecto a la discriminación no se habían abordado adecuadamente.

El lunes, Hilton emitió la siguiente declaración en Twitter: Williams-Wright y sus hijos se quedaron en el Hampton Inn durante el fin de semana como lo había planeado originalmente porque dijo que no quería que sus hijos salieran del hotel con el recuerdo de los oficiales de policía y el personal del hotel insinuando que habían hecho algo mal.

Te puede interesar: Padre e hijo son víctimas de racismo en Estados Unidos por ser mexicanos

Como activista que trabaja en estrecha colaboración con la policía en su comunidad, Williams-Wright dijo que estaba decepcionada por el comportamiento de los oficiales que respondieron a la llamada del ex empleado del hotel. Ella dijo que le gustaría que los oficiales de policía recibieran más capacitación sobre diversidad y sensibilidad.

Temas

Comentarios