Secciones
Sectores de energía, tecnología y salud los más estables después de la pandemia: The Economist
Mundo

Sectores de energía, tecnología y salud los más estables después de la pandemia: The Economist

El desempeño de la industria variaba según las cambiantes necesidades globales durante la pandemia

por DanielGonzález

Sectores de energía, tecnología y salud los más estables después de la pandemia: The Economist

Sectores de energía, tecnología y salud los más estables después de la pandemia: The Economist

El semanario inglés The Economist analizó a las industrias y empresas que han logrado sobresalir durante estos tres años con base en el desempeño del mercado de valores. El punto clave es que el liderazgo del mercado ha cambiado drásticamente y durante las diferentes etapas de la pandemia las empresas podían verse favorecidas o caer en picada dependiendo de las necesidades globales que surgían.

La industria con el mejor desempeño en general ha sido la del sector energético, seguida por las tecnologías de la información. Después les sigue el sector salud, como era de esperarse durante una crisis sanitaria a nivel mundial, por ejemplo la farmacéutica Moderna, que incrementó el costo de sus acciones en 800%, según cifras del semanario.

En contraste, los sectores con peor desempeño general han sido los de bienes raíces, los bancos y los servicios de comunicación, pero las que se ubican en último lugar son las empresas de cruceros como Carnival, que han visto caer sus acciones de manera muy brusca.

A pesar de que la medición del desempeño por precio de la acción tiene cierto margen de error, es sabido que el éxito de un negocio puede ir muy de la mano con los precios del mercado, además de ayudar a comprender cómo las percepciones de los inversores han cambiado con el tiempo. Tal es caso del sube y baja de Tesla, que ha crecido hasta un 550%, pero donde no se puede ignorar la influencia que han tenido las tendencias de los inversores. 

Para demostrar todo esto, The Economist dividió su análisis en tres etapas: 1.- Fase de cuarentena, 2.- Fase de reapertura y 3.- Etapa inflacionaria. Como fecha inicial, el estudio analizó el desempeño de la industria desde el 1 de enero de 2020. Previo a la pandemia, las empresas basadas en ideas e información se veían favorecidas sobre las que dependían de capital físico y la primera fase de la pandemia amplificó esta tendencia.

La fase de cuarentena general duró aproximadamente hasta noviembre de 2020, justo cuando Pfizer anunciaba los resultados de sus pruebas para la vacuna anti Covid. Hasta ese momento, los mayores beneficiados fueron las compañías de tecnología, de consumo no esencial (Amazon creció un 79%) y de servicios de comunicación (Netflix creció un 59%).

Los menos beneficiados durante esta etapa fueron los bienes raíces, los bancos y el sector energético, que no es raro debido a la confianza que la gente tenía en el software y en las entregas a domicilio durante la etapa de encierro. Los trabajadores no iban a sus oficinas y la gente no viajaba, por lo tanto, no había demanda de transporte, que se traduce en un golpe a la industria de los combustibles. En el caso de los bancos, las tasas de interés disminuyeron y hubo suspensiones de pagos a estos.

Durante la fase de reapertura hubo un revés en el liderazgo. El sector energético fue el mayor beneficiado junto con las financieras, las tecnológicas y los bienes raíces. En esta etapa la inflación ya era un tema, pero visto desde una perspectiva de “síntoma de crecimiento” y no como una amenaza.

Fue hasta 2022, que comenzó la etapa inflacionaria, cuando las expectativas de incremento de las tasas de interés se alzaron y el mercado de valores decayó. Todos los demás sectores se fueron en picada excepto el energético. Aquí es donde sobresale el revés que hubo en términos económicos para la industria, ya que los sectores más afectados actualmente son los que tuvieron mejor desempeño en la primera fase: tecnología, consumo no esencial y servicios de comunicación.

Temas

Comentarios