Secciones
Mara Lezama : Unidos para transformar
Quintana Roo

Mara Lezama : Unidos para transformar

Crónica del primer evento público de la primera Gobernadora mujer del Estado de Quintana Roo. 

por Eleazar Demesa

Mara Lezama : Unidos para transformar

Mara Lezama : Unidos para transformar

Quince minutos antes de las 8:00 de la mañana del domingo 25 de septiembre, elementos del Ejército, patrullas de la Policía Quintana Roo y camionetas de lujo, principalmente color blanco y negro con vidrios polarizados, circulaban sobre el boulevard Bahía, en Chetumal, en dirección a donde sería la toma de protesta de la Gobernadora Mara Lezama

En el restaurante Almina, a escasos metros de la explanada de la Bandera y el Palacio de Gobierno, personal de seguridad privada vestido con guayaberas blancas y pantalón de vestir oscuro, tomaban café sentados en las mesas del lugar como esperando a sus jefes. 

Pasadas las ocho de la mañana, Karla Almanza, secretaria de Desarrollo Económico, llegó con zapatillas, vestido y blazer blancos a una de esas mesas, donde se sentó con dos hombres solo para beber una taza de café americano y les habló sobre el crédito a las mujeres y las iniciativas de género de la Gobernadora. En punto de las 8:30 a.m. se levantó de la mesa ante el arribo de una camioneta tipo suburban que la esperaba para ir al Congreso del Estado. 

Mara Lezama tomo protesta como Gobernadora de Quintana Roo

Toma de protesta de la Gobernadora Mara Lezama 
Toma de protesta de la Gobernadora Mara Lezama

En punto de las 9 de la mañana, la explanada frente al Palacio de Gobierno tenía un 70% de ocupación en las más de mil sillas puestas para los invitados, la mayoría de los presentes vestía de blanco y guinda, o rojo en su defecto, haciendo alusión a los colores del partido Morena. 

A través de la pantalla que transmitía la Sesión Solemne en la explanada, los presentes observaban la toma de protesta y corearon "Gobernadora" y "Sí se pudo" cuando Mara Lezama terminó de decir sus primeras palabras ante el Congreso, sumado a los tamborazos de los miembros del SUCHAA (Sindicato Único de Choferes de Automóviles de Alquiler) de Chetumal, que gritaron: "Los taxistas siempre estuvimos con Mara".

Los más jóvenes en el evento tenían los ojos pegados al celular, mientras que los más grandes prestaban total atención a las palabras de Lezama, a la par que usaban abanicos para mitigar el calor y las sillas se iban ocupando rápidamente hasta un lleno casi total. 

A las 10:10, un contingente de aproximadamente 200 personas de Felipe Carrillo Puerto llegó con tambores y cartulinas fosforescentes en apoyo de la Gobernadora, una de ellas tenía escrito "Mara y Claudia (Sheinbaum), TE AMLO"; todos ellos permanecieron de pie y bajo los rayos del sol, ya que los asientos se habían ocupado en su totalidad bajo los toldos blancos utilizados para hacer sombra en el evento, y la gente seguía llegando al lugar con un espíritu de celebración por la nueva líder del Estado.

Eran las 10:37 cuando terminó la Sesión Solemne en el Congreso de Quintana Roo y los presentes en la explanada del Palacio de Gobierno festejaron el cierre con aplausos, tamborazos, gritos y chiflidos. Se cortó la transmisión en pantalla y música regional comenzó a sonar para amenizar la espera a la llegada de Lezama. 

Felipe Carrillo Puerto llegó con tambores y cartulinas fosforescentes en apoyo de la Gobernadora
Felipe Carrillo Puerto llegó con tambores y cartulinas fosforescentes en apoyo de la Gobernadora

A las 10:49, el Grupo Folclórico de Quintana Roo, integrado por siete parejas jóvenes luciendo vestimenta tradicional, salió al escenario para bailar al ritmo de un son de la región. A las 10:52, el ballet de Bacalar, compuesto en su totalidad de mujeres adultas, también bailó para entretenimiento de los presentes. Una tercera pieza se realizó con diferente vestimenta cuatro minutos después, contagiando el entusiasmo de los bailarines al público.

A las 11:05, la joven Sofía Meneces, de Cancún, Benito Juárez, vistiendo una falda blanca y blusa negra tradicional, cantó un tema para el deleite del público y al concluir este, el maestro de ceremonias le pidió interpretar otra pieza para ganar tiempo en lo que Mara llegaba al recinto. "Soy pura mexicana, nacida en esta tierra..." fueron las palabras que encendieron al público que terminó acompañándola en los "Viva México, ¡Viva!" de la popular canción; su acto terminó a las 11:11 con el aplauso de los presentes. 

Previo a la llegada de la Gobernadora se realizaron pruebas técnicas en el micrófono del estrado, en ese momento el ensamble "Voces de Quintana Roo" de Benito Juárez, integrado por cuatro hombres y cuatro mujeres, todos adultos, hizo su aparición en el escenario para finalizar su primera canción a las 11:17, luego dieron rienda suelta a otra interpretación de un tema bastante conocido, donde varios de los presentes corearon "Así se siente México".

A capela realizaron su último número 11 minutos después, aunque el público parecía más ocupado con sus celulares que con la presentación, donde la frase "Suéñame Quintana Roo" sonaba con la calidez de sus intérpretes, los aplausos se escucharon al término de la canción y no hubo más actos en vivo. 

A las 11:30, Mara no había llegado al Palacio y el ruido de dos grupos de tambores, sumado a la música de fondo y el calor, poco ayudaban para hacer más amena la espera de los asistentes, quienes no dejaban de utilizar abanicos, hacer llamadas por teléfono, pasarse agua embotellada y tomarse fotografías; el sudor era más que visible en las espaldas de los hombres y en los rostros cubiertos de maquillaje de las mujeres. 

En punto de las 11:50, casi una hora después del tiempo en que se había citado al público en general, Mara Lezama llegó al escenario montado frente al Palacio de Gobierno y los presentes gritaban "Gobernadora", agitaban los brazos, chiflaban y sacaban el celular para grabar y tomar fotos. 

Con unas zapatilla de tacon bajo color arena, un vestido blanco de manga larga y un sencillo peinado recogido en chongo, Mara Lezama se plantó en la tarima y mandó besos y abrazos a todos los presentes. 

Con unas zapatilla de tacon bajo color arena, un vestido blanco de manga larga y un sencillo peinado recogido en chongo, Mara Lezama se plantó en la tarima
Con unas zapatilla de tacon bajo color arena, un vestido blanco de manga larga y un sencillo peinado recogido en chongo, Mara Lezama se plantó en la tarima

En el acto, se hizo la introducción de los invitados especiales, y entre los que se robaron los aplausos más escandalosos fueron Cuauhtémoc Blanco, gobernador de Morelos (a quien le pidieron autógrafos al finalizar el evento); Leticia Ramírez, Secretaria de Educación Pública, y Mario Delgado, dirigente nacional de Morena. 

En el escenario Mara también también fue acompañada de sus tres hijos, su esposo y sus padres. Eran las 11:56, cuando Lezama se acercó al podio alzando el brazo derecho y la mano hecha puño al ritmo de los aplausos y vítores de la gente. 

Un minuto después, comenzó su mensaje agradeciendo a los presentes y a su familia en general. "Amigas y amigos, lo resumo en tres palabras: 'Si se pudo', lo logramos", dijo con voz firme manteniendo una sonrisa de oreja a oreja. 

Destacó que este logro es gracias al 57% de los votantes que le dieron 42 puntos de ventaja en las pasadas elecciones, y también agradeció a cada mujer que abrió la brecha para poder tener a una Gobernadora en Quintana Roo. 

"Representa una victoria que corona la lucha de muchas mujeres", sostuvo entre aplausos. "Es un mensaje de esperanza no sólo para las niñas sino para todos los oprimidos". 

Lezama aseguró que en 5 años cambiará la vida a todos los quintanarroenses para su bienestar. Luego agradeció a su equipo de trabajo que siempre creyó en ella desde el principio y dejó en claro que encabezará un gobierno que va a cambiar las prioridades. 

"Estoy feliz de estar aquí, en esta capital que pronto recuperará su grandeza y esplendor... Recibí grandes muestras de cariño... Aquí vivo y viviré cuando menos los próximos 5 años de mi vida", advirtió la también luchadora social por más de 30 años.

"A partir de hoy, las acciones del gobierno están enfocadas en atender a quienes más lo necesitan, porque por el bien de todos, primero los pobres", dijo indicando que enfrentará con carácter y con inteligencia los retos del Estado. "A partir de hoy, se acabaron los arreglos con los de arriba, voy a gobernar para todos y para todas".

"Soy una mujer de familia, soy una mujer de valores, es tiempo de unidad, de conciliación, de sumar esfuerzos y voluntades para mejorar la vida de los quintanarroenses que no viven dignamente. No seré una Gobernadora que prometa mucho y cumpla poco", sentenció para ser interrumpida por los aplausos cada vez más intensos del público. 

"Se acabó para siempre la simulación", añadió haciendo hincapié a la transformación profunda por la que votó el pueblo de Quintana Roo, cuya tarea no será fácil, pues según Lezama, existen "resistencias a la transformación"; aceptó que el rezago de la entidad es enorme y el presupuesto insuficiente ante el reto de consolidar la transformación que se vive en el país. 

"Pensemos en construir a futuro, en lo que sucederá en los próximos 50 años... Otro Quintana Roo, claro que es posible. Es tiempo de construir ese camino para la prosperidad, solo el pueblo puede salvar al pueblo", enfatizó para seguir hablando sobre un bienestar compartido y beneficios para todos, aunado a terminar con los privilegios en el Gobierno. 

Subrayó que se van a reducir los gastos en publicidad pero sin dejar de promocionar los grandes destinos, además de" encontrar las grietas por donde se estuvo yendo el dinero del pueblo".

Mara Lezama dijo que gobernará de manera distinta para alcanzar resultados diferentes, y para que todas las mujeres tengan un futuro igualitario gracias a un paquete presupuestal destinado a las quintanarroenses. 

"Este gobierno es el gobierno del cambio verdadero, sólo tenemos 5 años, hay que apurarnos. Nos conducieremos con rectitud y honestidad, no voy a tolerar ningún acto de corrupción ni prepotencia", sentenció para ser interrumpida nuevamente por los aplausos. 

"Como la primera Gobernadora mujer de Quintana Roo, no les vamos a fallar... Amor con amor se paga. ¡Que viva Quintana Roo!", fueron las últimas palabras de su discurso a las 12:22 de la tarde. 

Posteriormente, las comunidades mayas depositaron su confianza absoluta con el "bastón de mando" que simboliza que el pueblo maya ha elegido a su Gobernadora y le dedicaron un mensaje de apoyo. 

A pesar de que el Estado debe ser laico, una bendición "en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo" hizo que Mara se convirtiera en 'la hermana mayor' con este acto. 

Antes de la entrega del bastón, uno de los integrantes del Consejo habló en maya mientras un tercero le decía la traducción a Lezama por la espalda. Luego, el presidente del Gran Consejo Maya hizo entrega del bastón en aras de que la Gobernadora trabaje para los indígenas y todos en Quintana Roo, paralelamente, le entregó una vestimenta tradicional maya como símbolo de ser la nueva hermana mayor. 

A las 12:29 terminó la ceremonia de los ejidatarios mayas, y en punto de las 12:30 p.m., Mara Lezama pasó con Mario Delgado y otros gobernadores al centro del escenario tomados de las manos para alzarlas frente al público celebrando el histórico momento. 

A las 12:32 la Gobernadora dijo que iba a trabajar "aquí atrasito", señalando el Palacio de Gobierno, donde haría la instalación del Comité de Protección Civil, iniciando labores en domingo, en su primer día como Gobernadora de Quintana Roo, sin embargo, la gente no la dejaba irse, y en medio del éxtasis inusitado por el cambio de gobierno, Mara abrazó a un niño que subió al escenario, al tiempo que recibió distintos papeles y carpetas al concluir el evento. 

Todos querían fotos y selfies con Lezama, al punto que la muchedumbre la rodeo por completo y parecían asfixiarla. Ante la situación, el maestro de ceremonias dijo que Mara regresaría por las fotos tras instalar la mesa de Protección Civil, cosa que poco les importo a los presentes entusiasmados por estar cerca de la primer Gobernadora mujer del Estado. 

Enseguida, la gente comenzó a retirarse del sitio y la basura de botellas de plástico, periódicos y abanicos de papel fueron lo único que quedó después de que Mara Lezama ingresara al Palacio de Gobierno alrededor de las 12:45 p.m.

Las sillas cubiertas con fundas blancas fueron quedando vacías y comenzó el desmonte del equipo de audio y cámaras de video. Funcionarios y personajes políticos no dejaban de tomarse fotos y selfies con sus conocidos en las primeras filas del recinto, mientras la gente común, dejó las filas para irse en caravana. 

Los abanicos con el nombre de Mara Lezama abundaban y se movían a un compás arrítmico en manos de quienes los utilizaban para echarse aire a pesar de la decena de ventiladores activos puestos para mitigar el calor.

Trascendió que pocas fueron las personas que hicieron uso del cubrebocas durante todo el evento y muchos otros se lo fueron quitando a medida que el calor se hacía más fuerte. 

Una vez que Mara Lezama desapareció del ojo público, pasada la 1:00 de la tarde, una gran parte de los asistentes hizo largas filas en los puestos de marquesitas y frapés que estaban a un costado del recinto para quitarse el hambre y la sed, o quizás, inconscientemente lo hicieron para saborear la dulce victoria de un mejor mañana bajo el nuevo gobierno estatal, y aunque este porvenir no deja de ser incierto, los quintanarroenses esperan no les deje un mal sabor de boca.

Síguenos en Google News, Facebook y Twitter para mantenerte informado con las noticias de hoy.

Síguenos en nuestra cuenta de Instagram

Temas

Comentarios