Secciones
Otorgar derechos a cenotes frenará su contaminación y explotación
Yucatán

Otorgar derechos a cenotes frenará su contaminación y explotación

Necesario otorgar derechos a los ecosistemas mexicanos, asegura abogada Lourdes Medina Carrillo

por CámaraJ.

Otorgar derechos a cenotes frenará su contaminación y explotación

Otorgar derechos a cenotes frenará su contaminación y explotación

Reconocer a los cenotes de Yucatán como sujetos de derecho ayudará a protegerlos de la contaminación y la explotación, asegurando con esto la vida con medio ambiente sano de las comunidades indígenas mayas, aseguró la abogada Lourdes Medina Carrillo, especialista en derecho ambiental.

Durante su participación en la primera edición del Festival por el Agua Sagrada de Yucatán, realizado en el Edificio Central de la UADY, la abogada que ha acompañado la lucha legal de la comunidad indígena de Homún, contra una granja porcícola que arriesga el acuífero del Anillo de Cenotes, señaló que en la actualidad uno de los derechos humanos más violados en el mundo es el del acceso al agua.

Indicó que para México el reconocimiento de los derechos de la naturaleza y los ecosistemas en específico es relativamente nuevo, pero es urgente que la Constitución le haga caso a las interpretaciones realizadas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

En ese sentido, dijo que la CIDH, a la que el país está obligado a obedecer desde la Reforma Constitucional de 2011, ya ha reconocido en opinión consultiva (23/2017) y también en sentencia, que el derecho humano a un ambiente sano incluye reconocer a la naturaleza y proteger los elementos de una forma autónoma, sin que tenga que dañar a una comunidad o una persona en específico.

Recordó que en la Península de Yucatán hay una reserva importante de agua que equivale al 32 por ciento del recurso a nivel nacional, pero está constantemente amenazada por la explotación inmobiliaria, la filtración de agroquímicos, el mal manejo de los residuos, extracción comercial y la falta de una política de saneamiento a nivel gubernamental.

“En Yucatán hay muchos mitos del agua, pero uno de los principales que tenemos es que nunca se nos va a acabar, esto es mentira, ya hay un análisis de la disminución de la disponibilidad de agua anual, porque obviamente se está priorizando al consumo industrial como ya pasa en Monterrey”, expresó.

Si bien, reconoció que en todo el estado, así como en Campeche y Quintana Roo, se distribuye una red de cenotes, Medina Carrillo dijo que solamente en Yucatán hay una Reserva Geohidrológica conocida como el Anillo de Cenotes, la cual en conjunto con la Laguna Yalahau, están bajo protección del Convenio Ramsar, cuyo principal objetivo es la conservación y el uso racional de los humedales.

Debido a la protección con la que cuenta, pero que no está siendo reconocida, además del riesgo que implica la contaminación del acuífero, la abogada Lourdes Carrillo indicó que desde la sociedad civil a principios del 2022 se iniciaron las gestiones para reconocer al Anillo de Cenotes como un ecosistema sujeto de derecho, lo cual le otorgaría capacidad jurídica para comparecer ante las cortes, además de estar representado por las comunidades indígenas.

También te puede interesar: Pueblo de Yucatán pide reconocer cenotes como Sujetos de Derecho

Reconocer a los cenotes

Otorgar derechos a cenotes frenará su contaminación y explotación
Cenote en Homún

Agregó que en febrero realizaron una petición a las autoridades estatales y federales involucradas, para que realicen ese reconocimiento de acuerdo a sus facultades. Al no obtener respuesta, su reconocimiento se llevó a litigio a través de un juicio de amparo ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

“Esperamos que el Anillo de Cenotes sea el primer ecosistema en México que se reconozca en derechos”, abundó Carrillo Medina, quien precisó que esta medida tendría un efecto de precaución para evitar la contaminación y la explotación del agua.

Finalmente, recordó que algunos países de América Latina ya han dado avances en materia de derecho ambiental, obedeciendo las interpretaciones de la CIDH para reconocer a la naturaleza como sujeto de derecho.

Como ejemplo, dijo que Bolivia reconoce en sus leyes a la “Pacha mama” o la madre tierra, la Constitución de Ecuador reconoce a nivel nacional los “derechos de la naturaleza” y la Corte Constitucional Colombiana ha desarrollado una serie de jurisprudencias para la protección de ecosistemas como la Selva Amazónica Colombiana, el Río Magdalena, Río Cohelo, entre otros.

En el caso de México, expuso que a pesar de los intereses económicos y políticos a los que se enfrenta el derecho ambiental, han habido importantes avances en el reconocimiento de la naturaleza como sujeto de derecho. Muestra de ello es el amparo de revisión 307/2016, emitido por la SCJN, en relación a la protección del Parque de la Laguna del Carpintero en Tampico, Tamaulipas.

¡Síguenos en Google News, Facebook y Twitter para mantenerte informado con las noticias de hoy!

Siguenos en nuestra cuenta de Instagram

Temas

Comentarios